viernes, 13 de julio de 2018

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después. 
Que dar todo de ti, no significa que te darán todo, nadie está obligado a nada, dicen; que el infierno está repleto de buenas intenciones. 

En su momento alguien me enseñó que los momentos son cortos y qué hay que disfrutarlos y guardarlos en el alma bajo llave, y que las lágrimas no las merece quien las provoca, que el amor no se puede forzar y llega cuando aprendes a amarte a ti mismo. 

Aprendí que existen amigos que son familia y familiares que son sólo desconocidos. Que nunca sabes quién te puede dar la espalda, pero lamentablemente siempre te la da quien menos esperas, y que un desconocido a veces es más leal que aquel que llevas años de conocerlo y te dice que lo es. 

Una pareja me demostró que la relación se basa más en el respeto y la confianza y no en creer tener la razón o llamar al otro de tu propiedad, y no todos los hogares son felices.

Los pocos años que tengo me gritaron en la cara que más vale luchar por las cosas a esperar que lleguen por arte de magia. 

Vi que no todos contamos con las mismas oportunidades y que existen momentos en la vida que no se deben dejar escapar por miedo o por pena, que los padres no llevan la verdad en la boca, que la infancia es una etapa para reír y llorar por cosas que nos enseñan a caminar y se fuertes. 


Mi abuelo me dijo, más vale ser honesto, que vivir escondidos detrás de una mentira, y si juzgas los pasos ajenos, te prepares para ser juzgado igual, pero sobre todo vive siéndote fiel a ti

viernes, 15 de diciembre de 2017

Quiero hacer nada contigo...

Me he cuestionado tanto tiempo, que significa no hacer nada, al punto de llenar una agenda con cosas por hacer, anotando lugares a donde me gustaría ir contigo, solo para hacer algo para estar más tiempo tomada de tu mano, pero, realmente ¿estoy bien?
Solo cuando entiendes y aprecias el no hacer nada, todo se da solo, hace un tiempo escuche que la felicidad se producía cuando ibas a hacer algo que realmente te encantaba pero no en ese momento como tal, si no en el anterior porque lo que ibas a hacer luego, lo amarías y en ese preciso momento de antes, eres libre…
Un sabio dijo, si vienes a las 4 de la tarde, desde las 3 yo soy feliz…
Pero te imaginas qué pasaría si todas esas actividades que nos gustan hacer fueran, no hacer nada, siempre tendríamos una gran felicidad porque siempre podemos hacer esa nada.
Hoy llamo nada a estar conmigo misma, a estar contigo, estar juntos, un atardecer, a respirar, a pasear por un parque, a dejar volar la imaginación, un beso,a cambiar.
Llamo nada a esto..!!



martes, 12 de septiembre de 2017

TAL COMO UNA TORMENTA...

Aquella era una estrella que no paraba de morir, noche, tras noche, tras recuerdos, en sus brazos... 

Se sentía pequeña entre sus abrazos, pero grande cuando le desnudaba las cicatrices. 
Decía que las heridas ajenas las convertía en poesía, porque al escribir, siempre se pueden recoger parte de los escombros, tal como re construir una casa en ruinas, o simplemente tal como lo hace el agua que se lleva parte del desastre casi limpiando todo para poder iniciar. 

Se le veía despreocupada, sonriente, soñadora y a veces se le podía sorprender suspirando, como si ya no le quedara nada por hacer mas que arreglar los pequeños detalles antes de convertir al mundo de nuevo en una victima de su escapismo. 

Le asegura que el aguan no le calara lo huesos, pero sabe que es una trampa de bellas palabras y complot de lo inmortal. Lo único que cala es el dolor, aquel que te hace sentir insignificante en tu propio mundo. A veces se imaginaba rota, otras veces lo estaba y otras tantas lo maquillaba tan bonito que parecía la princesa de aquel cuento de hadas que un día alguien le contó.

Lo cierto es que nadie ha llegado a arreglarle los atardeceres de café, a mirarla a los ojos, toma su mano y decirle: tranquila. Yo estoy aquí para salvarte de ti, mi vida. 

Quien la conocía sabia bien que ella soñaba con aquel besos que la arropara antes de dormirse, con un par de poemas que le susurraran al oído cuando le hicieran el amor, y que le obsequiaran un par de recuerdos, de esos que iluminan las noches mas amargas o de tormentas infinitas. 
Todos mueren agonizando, pero ella murió con una sonrisa, y en su pecho a una fotografía que le compensó todas las noches que había llorado.

Lo cierto es que mas de mil veces nos ha matado una fotografía, una palabra, un perfume, un abrazo, un recuerdo o un adiós que no termina de pronunciarse. 
Eso es lo último que queda al final de la historia. 
Una habitación llena de lo ausente que se hacen presente siempre que a nuestra puerta llega el ayer y lo recibimos con lo que nos hubiese gustado que sucediese de otra forma.

Siento a ver llegado tarde, cielo. 

Había estado en tormentas equivocadas. 

Ven, te invito a que bailemos por favor concédeme este mal tiempo.

A si que te pido, que esta ultima noche no brillen estrellas, ni tampoco aquellas que fueron fugaces. tómame de la cintura hasta que lentamente me apague...





domingo, 27 de noviembre de 2016

Siempre te espera una taza de café...

Si me llamas a las 4 am, demasiado triste como para siquiera decir hola, voy a escuchar tu silencio hasta que te duermas. 


Si necesitas llorar, llora, porque somos solamente humanos, y a veces las lágrimas son lo más cercano a la risa que podemos llegar a conseguir y eso está bien. 


Si te da sueño te dejaré babear sobre mi brazo, y no me voy a reír de ti si roncas demasiado fuerte. 


Y si necesitas gritar muy fuerte hasta que se te quiebre la voz y las rodillas fallen, voy a abrazarte y a gritar contigo. 


Si te sientes enojado y golpeas, hasta que tus manos sangren y se pongan de color rojo, voy a aplicar hielo en tus nudillos y decirte que las heridas cicatrizarán tanto dentro como fuera, y al igual que el frío, tú eres fuerte y ardiente, y yo siempre seré el calor para aliviarte y hacerte sentir mejor.


jueves, 24 de noviembre de 2016

Nuestro amor por encima del mundo...

Se bien que tú prefieres que nos amemos en voz alta, dandole la cara al mundo.


Sé que quieres un amor que retumbe por las esquinas y haga vibrar las paredes, y que todo el que nos mire nos envidie.


Pero... En cambio, yo prefiero amarte a oscuras en la tierna intimidad de un beso y la complicidad de una caricia para fundirnos con el calor de un abrazo.


Prefiero volvernos uno.


Yo quiero un amor cómplice de esos que ya no hay, capaz de hablar con las manos y dedicarnos futuros irreales —que suelen ser los perfectos— en cada mirada.


Anhelo con toda mi alma un amor inmenso, pero que sea apenas para dos, no un show barato circense para espectadores a quienes el morbo los mueve y son incapaces de entender algo simple…


Me niego a admitir que solo somos una pareja más, algo común de amor, de desamor, de encuentros, de desencuentros y besos que mueren en despedidas,de promesas rotas y reclamos faltos de fundamentos.


Pongamos lo mágico por encima de lo típico, es decir, pongamos nuestro amor por encima del mundo. 


sábado, 29 de octubre de 2016

Respuesta...

Me preguntaste hace unos días el porque te amo, y no te dije toda la verdad.

Te amo porque amo tu mirada me hace sentir tan especial tan única.
Amo tu mirada porque es honesta, porque no tiene intenciones de esconder nada porque siempre me dejas descubrir una nueva de ti, porque siempre me das la mejor porque siempre es mía

Te amo porque amo tu sonrisa, porque me emociona verte sonreír porque esa sonrisa traviesa me divierte porque es mía porque tu sonrisa más tierna me la regalaste porque amo provocarte sonrisas algo juguetonas, porque de esos labios que tanto amo, han salido palabras tan hermosas, solo para mi.

Te amo a ti y a cada gesto que tienes, amo cuando tu rostro no puede ocultar nada, amo tu cara de alegría porque eres como un niño chiquito emocionado, cuando tu rostro muestra tristeza te amo más, porque me provocas querer cuidarte y no soltarte jamás, te amo cuando tu rostro intenta estar serio, me provoca querer hacerte reír, y amo cuando te aguantas la risa o la sonrisa.

Te amo porque tienes muchos abrazos diferentes porque cada uno lo conozco bien, amo cuando me abrazas para que no tenga miedo, cuando lo haces para protegerme hasta de mi, te amo cuando cuando me abrazas porque estás juguetón y no quieres que me desaparezca, te amo cuando simplemente me abrazas y me das un beso en la frente derrumbando todo en mi ser.

Te amo cuando tu piel toca la mía, cuando tus manos me acarician el rostro se me congela el mundo y solo existimos tú y yo, cuando me agarras fuerte de la mano me jalas e inmediatamente me besas, te amo cuando me tus más me exploran y descubren cosas nuevas, te amo cuando me sostienes para que ya no tenga miedo y yo siga caminando

Te amo porque aún me faltan cosas por descubrirte.
Te amo porque llegaste en el mejor momento de mi vida a formar una revolución de emociones en mi ser
Te amo porque de donde estás, no te dejaré salir
Te amo porque sé que serás el padre que merecerán nuestros hijos
Te amo porque porque contigo quiero el mundo pequeño para que nosotros seamos grandes

Te amo porque simplemente te amo, porque me sobran motivos y razones para amarte, pero me faltan palabras para explicártelo

Te amo porque un día no haremos viejitos juntos y nadie nos va a separar...

Te amo mi vida


domingo, 18 de septiembre de 2016

Llego se instaló se quedó...

Un día le pedí una carta y mil cuentos para mí.
Una tarde llego con la carta que le pedí, con un cuaderno y mil sueños, todo para mí y nadie más.

Me explico su carta y el porque decidió dármela dejando de lado que yo la pidiera, me dijo también que el cuaderno era  para los cuentos que se me ocurrieran o simplemente dibujar, y que los sueños, esos eran para que pudiera usarlos de almohada y por fin poder dormir en paz.

Noche a noche me cuenta una historia diferente y día a día escribo nuestra historia que parece y pretendo no tenga final, lo hago inmortal, lo hago eterno, lo hago el amor de mis días, solo por el echo de que día a día se lo va ganando.

Noche a noche dibujo para el, escribo para el, y sueño con un futuro eterno solo con el.

El sabe que no es mi primer amor, pero también sabe que el llego solo para quedarse y no marcharse jamás 





Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...