miércoles, 25 de abril de 2012

tiempo

3:07 a.m. Te pienso sentada en el sillón, tomando té de limón y tratando de imaginar como serían nuestras fotos juntos. Quiero preguntarte con la mente, desde aquí, si me extrañas, si me estás soñando o si despertarás pensándome. 3:11 a.m. Me imagino dormida en tu pecho, sintiendo tus dedos pasar por mi fleco. 3:15 a.m. Pasa por mi mente la trillada frase “Sólo Dios sabe lo mucho que te extraño” confesaré que jamás le había dado tanto sentido, jamás sino hasta ahora que me acuerdo de todos los besos que me prometiste. 3:19 a.m. Pienso que las cosas tienen un por qué, ese misterio que nadie puede ni podrá descifrar, esa esencia que le da sentido a eso que puedo llamar “nuestro”. 3:22 a.m. Me enamoro de la idea de estar contigo y compartir mis sonrisas, mis caprichos y mis palabras. 3:26 a.m. Sí, te quiero

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quiero hacer nada contigo...

Me he cuestionado tanto tiempo, que significa no hacer nada, al punto de llenar una agenda con cosas por hacer, anotando lugares a donde me...