sábado, 2 de junio de 2012

Perder todo para quedar... Con nada..

¿No te ha pasado tener a una persona que en tan poco tiempo logró que te encariñaras tanto? Al extremo de no poderlo dejar. De ese amor que por más mal que te pague, sigues estando ahí esperando a recibir lo mejor de él. Y lo peor, es que no es amor, es querer, es simple cariño que fácil puedes dejar o remplazar pero no quieres, sigues ahí haciéndote daño esperando a ver un cambio.

Y luego te preguntas ¿Y porqué sigo aquí?, pero no sólo pienses en tu bienestar, ¿Nunca te has preguntado que es lo que ve la otra persona de ti?. Si las cosas que tú ves mal de él, ¿no te has preguntado si él ve lo mejor o lo peor de tu persona?. Por la manera en que te comportas de siempre ver los defectos, de siempre estar peleando o de que todo sea discusión, ¿No te habrás preguntado si él también ya intento rendirse?

Aún que las cosas te salgan mal desde un principio, no significa que te saldrán mal al final, si sigues encariñada con esa persona es por el motivo de no sólo los malos ratos que te hace pasar, sino también de los buenos, después de cada pelea, de cada discusión o de cada mal momento que pasaron llegan los buenos, las reconciliaciones. ¿Para que empezar de cero con otra persona? Si ya tienes a una que se basa en comunicación, que pelean como novios y se hablan como amigos, que se celan como nunca y se demuestran tanto cariño.

Claro que con él aún no tengo nada, pero de nada se empieza, y si quiero llegar a tenerlo todo, tengo que empezar a entregarlo todo. Si él aún no pone lo mejor de si mismo, ¿Porqué no empezar yo? ♥.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...