domingo, 23 de septiembre de 2012

Necesito de mi...

¿Te ha pasado que llega un momento en el que ya no aguantas más y explotas?

¿Que estás llorando desconsoladamente porque se murió el perico de la abuela, pero en realidad estás sacando todo eso que te habías guardado por muchísimo tiempo?

Pues bueno, bienvenido al club de los reprimidos.

Yo también me canso de pretender que las cosas están bien cuando en realidad todo está de la chingada.
Y sí, duele quitarse la venda de los ojos y ver el daño emocional que uno mismo se ha provocado.
La que no establece límites, la que es permisiva, la que siempre dice "yo siempre tengo la razón", la que tiene que controlar todo y a todos.

Esta vez eh caído hondo.

Me descuidé un chingo.
Te puse primero a ti, luego a los demás; y yo, como siempre, al último.

Lastimé y permití que me lastimaran.
Arme dramas en tu nombre cuando tu no tenías ya nada que ver, y si te soy sincera tu eres mi pretexto perfecto para demostrar tristeza o una sonrisa estúpida.
Armé escenarios en mi desquiciada cabeza sin sentido, cosas que ni siquiera pasaron y que no sé si algún día pasarán o yo misma quiera que pasen

Y es que a veces se nos hace más fácil vivir mal que vivir bien.

Mi mamá siempre me dice:
¿Te gustaría vivir con alguien como tú?
Y pues no, no mames...!

Por lo menos ya me pude dar cuenta de que yo soy la que está mal.
Siempre lo he estado.
Ya no tengo que fingir.
Ya me derroté, por fin me di cuenta que pude contra mi.
Y es aquí cuando me tengo que hacer responsable de mi puta ingobernabilidad.

Es aquí cuando tengo que comenzar a trabajar en mí, en lo que quiero y necesito, y tirar lo que no me sirve ya.

Y sé que es cuestión de tiempo, sé que voy a estar bien, en serio.

Pero ahorita simplemente no quiero estar con nadie, o mas bien no puedo.
Necesito un tiempo sola.
Necesito estar bien conmigo para poder estar bien con los demás...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...