Ir al contenido principal

Quiero odiarte...

Me hace falta todo pero me sobran los porqués:
¿por qué te sigo soñando?
¿por qué te veo en rostros extraños?
¿por qué no he podido olvidarte?
¿por qué sigo atada a tu recuerdo?
y peor aún
¿por que no has regresado?

Las manos se me rompen ante la impotencia de no poder tocarte.
Mi boca está frustrada ante el echo de no poder besarte.
Y yo, me lleno de rabia pues te sigo queriendo y te escondo en olvido… intento fallido.

Maldito sea el momento en que se me salió de control esto que siento.

No te acerques
No me mires
No escuches mis lamentos
Lo que menos quiero es que vuelvas

No puedo soportar más tormentos, no se porque te espero, si no te quedaste cuando era el momento por qué habrías de hacer ahora.

Te odio por todo lo que ya no puedo amarte...
Te quiero muerto en mi mente porque me mata pensarte.
Ya no te aparezcas por aquí, lárgate a donde no pueda encontrarte, escóndete de mí, huye, vete antes de que vuelva a atraparte.

Culpo a mis impulsos por extrañarte, a mi razón por no odiarte, y a mis recuerdos por soñarte.

Entradas más populares de este blog

--malaci

Malaci es un acrónimo, que proviene de los nombres de tres hombres que - en su tiempo - fueron importantes para mi: Mauricio, Alan y Aciel. Ellos tres me aportaron vivencias significativas, experiencias imborrables y conocimiento irreemplazable, es por eso mismo que he decidido dedicarles mi manía de expresarme mediante palabras escritas y adopté este seudónimo, que es también un álterego.

http://unabuenaputajamasseminimiza.tumblr.com

Quien dijo adiós....

Alguien me dijo que cuando las cosas son para ti solas llegan, que dejara de buscar el momento y a la persona...  Entonces me di cuenta que somos de quien nos encuentra en pedazos y nos arma hasta dejarnos completos.  De quien no nos cambia, pero nos mejora.
Y así me doy cuenta que, si soy tuya me auto proclamo tuya, empezaste desde cero con paciencia, me aguantaste cuando yo no podía, me pegaste cada pieza y las faltantes las hiciste tu con cada palabra me diste de nuevo la confianza para volar, no me ataste, me liberaste cuando sabías que ya podía hacerlo sola.
Esperarte, mil años hasta que sea nuestro momento ¿porque? Porque quiero, porque puedo por que yo no tengo nada que perder pero si mucho que ganar 
Contigo se que es la ilusión que es el soñar que es el sonreír a media plática con alguien por que se que a ti te parecería una pendejada lo que dice y tendrías el valor de mandarlo a la chingada, porque un estando lejos supe conocerte quererte, adorarte.
Tal vez busque el pretexto más …