domingo, 25 de noviembre de 2012

me gustar estar sola, pero no sentirme sola

Me gusta tomar café sola y leer a solas. Me gusta viajar en el autobús sola y caminar sola a casa. Me da tiempo para pensar y poner mi mente libre. Me gusta comer sola y escuchar música a solas. Pero cuando veo a una madre con su hijo, una mujer con su amante, un amigo que ríe con su mejor amigo, me doy cuenta de que a pesar de que me gusta estar sola, no me apetece estar sola. El cielo es hermoso, pero la gente está triste. Sólo necesito a alguien que no va a huir.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario