sábado, 1 de diciembre de 2012

Aprendí...

He cometido errores.
He dejado que las personas se aprovechen de mí, y he aceptado menos de lo que merezco.
No sé lo que hago, pero quiero pensar que todo valdrá la pena algún día.
Tal vez las cosas suceden por una razón, tal vez no… pero no importa qué, siguen sucediendo.
Eso es lo que nunca olvido.

Yo aprendí a dejar de analizar las cosas, a dejar que sucedan. Y si me lesiono o si pasa algo malo, entonces sucede. No hay nada que pueda hacer para cambiar eso.

He aprendido a dejar ir personas que no valen la pena y que está bien cometer errores, porque a los que me importan, no les importa.
Algún día, hasta yo olvidaré mi nombre y entonces solo quedará el recuerdo difuso de los corazones que toqué.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...