lunes, 10 de diciembre de 2012

Haz solo lo que te pido...

Si estás pensando un día dejarme, hazlo sutilmente y con amor.
Con ese amor con el que me proteges, cuidas y quieres.
No me des malas noticias y luego me hables bonito, igual me duele.
No me abraces y me digas que todo estará bien, ya sé que no.
Pero si un día planeas como hacerlo, no lo hagas de un día para otro, duele más, tampoco dejes que yo me de cuenta, no quiero que mal entiendas mi “intentar” con un “rogar”.
Dame explicaciones, no excusas.
Y nunca, repito, nunca hagas con alguien lo que conmigo hiciste.
Haz de nuestra historia única e inigualable, de esas que al momento de pensarlas te sacan sonrisas, que tengas un buen recuerdo y que te den ganas de repetir… pero conmigo.

Eres mi alegría y mi tristeza, quien me hace enojar y el mismo que me contenta.
Si en verdad un día te pasa por la cabeza dejarme, dime cuanto tiempo quieres que te espere, que yo para ti tengo una vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...