viernes, 7 de diciembre de 2012

Nostalgia.

Yo la acaricio porque creo que la nostalgia es como un gato que ha venido a arañarme y a jugar conmigo,

la dejo meterse en la cama con la única condición de que se quede en tu lado abrazada a mí.

Y me susurre tu nombre hasta que me duerma.

La castigo a repetirlo mil veces como si tratase de que aprendiera algo.

Pero en verdad es ella la que me castiga a mí a tener que escucharlo. Tu nombre.

La ilusión es solo un punto de vista de la tristeza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...