domingo, 12 de mayo de 2013

Tu nombre

Puedo deletrear tu nombre, presta mucha atención, porque puedo pronunciar cada letra y solo con eso, con cada pausa describir quién eres. 
Puedo hacerlo porque te conozco, no tuve que llamarte por tu nombre en todas esas ocasiones que me confiaste tus secretos, cuando lloraste en mi hombro tantos rechazos, tantos errores; cientos de fracasos. 
No recordé tu nombre cuando me hiciste levantar la cabeza, erguir la espalda y seguir adelante, tampoco dije tu nombre cuando me traicionaste. 
Pero ya no sé quién eres y eso no necesita un título, solo necesita una tan sola mentira.