lunes, 8 de julio de 2013

Extrañame...

Extrañame tantito, cuando el viento te acaricie y te abrace por mi. 

Extrañame tantito cuando cierres los ojos y no puedas dormir.

Extrañame tantito cuando la melancolía se vuelva eterna, cuando sientas que el corazón ya no quiere latir. 

Extrañame tantito, dos gramos, un centímetro. 

Extrañame como quieras, inconvenientemente, sin querer. 

Extrañame que yo lo hago, desde siempre. 

Desde que te ví por esa calle, en mis sueños, desde que te conocí.