lunes, 30 de septiembre de 2013

Perfecta...

No soy perfecta. Estoy irreparablemente rota y tengo tantos errores que ni siquiera podría recordarlos todos.
No soy una buena persona, hago daño sin pensarlo dos veces, y termino dañándome sola. Lo peor es que no lamento no ser perfecta, soy impulsiva, y me paso de honesta. Pero igual quisiera ser buena, ser mejor.
Menos violenta. 
Tengo un montón de errores, pero te quiero.
Cada parte de mí es toda tuya.
Cada risa, cada poro, cada vez que lloro.
Mis manos, y mis piernas, mis lunares, mis ojos, el libro que aún no termino de leer, los escritos que nunca he publicado, las alas que no tengo, todos mis atardeceres, la alegría que aun no tengo de verte a mi lado al despertar, y lo que me resta de vida.
No soy perfecta.
Ni estoy cerca de serlo.

Pero te quiero.

Quiero hacer nada contigo...

Me he cuestionado tanto tiempo, que significa no hacer nada, al punto de llenar una agenda con cosas por hacer, anotando lugares a donde me...