jueves, 10 de abril de 2014

Dejar ir....

Si no te llena, déjalo ir.
Si no puede volar contigo, déjalo ir.
Si no camina contigo, déjalo ir.
Si no te quiere, dejarlo ir.

No ates a ti, a una persona que no quiere estar contigo porque no le llenas
No te aferres a alguien que puede volar solo, o mejor dicho, puede volar sin ti
Porque tu afán de tener a un ave que goza de su libertad, porque enjaularla en tus brazos, quien te da ese derecho.
En el momento en que detienes a esa persona, ya has dejado de quererle y se vuelve obsesión y solo te engañas, te ciegas aferrándote una y mil veces, que solo contigo estará bien

¿Tan grande es tu miedo a esa soledad que te cuesta soltar una mano?

Solo déjalo ir, aprende a vivir, a soñar solo porque esa persona lo puede hacer sin ti esa persona no te necesita

Despréndete de lo que te hace daño y a lo que le haces daño, duele, pero a la larga todo sana y mejora.