viernes, 10 de octubre de 2014

Sabes... Me enamore de ti..

Sabes... Me haces feliz. 

De una manera muy extraña, pero lo haces.

Porque no sé sacarte de mi cabeza ni zafarme de tu recuerdo  y de tu sonrisa.
No quiero alejarme de tu sombra por las noches, ni de ese peculiar color que agarran tus ojos cuando ves el atardecer.

Quiero tomar esos cafés a tu lado y discutir sobre razones e incoherencias. Me gusta mi vida en la tuya.
Me gusta que contigo no tengo que expresar precisamente lo que siento y amo cuando te demuestro lo que siento en los momentos más inesperados para ti.

Porque para mi nada se disfruta en esta vida más que el sonido de tu risa y el brillo de tus ojos cuando te digo que por ti daría mi vida día a día .
Porque reconozco tus pasos al acercarte a mí. 

Sé que a veces no cierras los ojos al besarme, por eso me gusta abrirlos de repente y toparme con tus pupilas que van acompañadas de tu sonrisa, porque sabes que has sido descubierto. 
Me gustaría ser fiel testigo de tu desnudez a cualquier hora del día y la manera en la que tu voz cambia cuando quieres pedirme un favor. 

Me he enamorado de ti, de esas pequeñas cosas que me unen a ti y que no todas las entiendo.

Me he enamorado de cada parte de tu cuerpo y de tu alma, de cada rincón que habitan tus pensamientos y emociones, aunque a veces ni tu mismo sepas que quieres

Me he enamorado de la manera en la que me abrazas y luego me empujas por que según tu quieres protegerme y de tu manera tan desesperada de querer ver caricaturas a todas horas. 

Me enamoré de lo que fuiste ayer, lo que eres hoy y lo que serás mañana.