Ir al contenido principal

Un pedacito de utopía

 ¿Que cómo es él? 

¡Dios! 

Espero no cansarlos, abrumarlos o que piensen que estoy exagerando pero seré lo más objetiva que se pueda.


Él es como un sueño casi perfecto, un pedacito de utopía que te hace sentir que hay bonitas realidades. 
Es el tipo de ser humano… No, el no, él. es él único ser humano que puede sacarte una sonrisa sin que sepas que lo está haciendo. 
Es imposible no encariñarse con él, sabe el momento oportuno para sacar una sonrisa o una risa. 
Tiene una sonrisa grande y preciosa, digna de escribirle epigramas y canciones. Una sonrisa que ilumina, que da luz, que da paz y mata angustias, que derrite cualquier barrera de cordura.
Tiene unos ojos divinos, digo divinos porque parece que tienen brujería pues al mirarlos es imposible no perder la compostura, unos ojos que están como para escribirles miles de libros por todo lo que transmiten, sus ojos queman, incluso al verlos detenidamente me doy cuenta de la chispa que hay en ellos y que, con sólo leerme, arden.
Su voz está compuesta de eufonías, me paralizo al sólo escucharla, sabe que matices darle a cada expresión, sin embargo, me gusta más cuando la usa para decir mi nombre el cual pronuncia como si fuera una plegaria, algo para sostenerse y no caer.
Sus manos…
¡Dios, sus manos! 
Piezas perfectas que saben dónde y cómo tocarme, que saben ser prudentes y arrebatadoras, manos irremediablemente seductoras fundadoras de mis delirios.
Su cuerpo, bueno su cuerpo es el perfecto para mi, pero no me importa cuan proporcionado o bonito sea, me importa lo que me transmite y lo que me hace sentir.
Pero hay algo suyo que me encanta, que hizo que me enamorara de él… 

Su mente, porque es creativo y soñador, inteligente y determinante, flexible e idealista; y lo más importante, sabe como hacer volar su imaginación.

Como leen, él es el hombro ideal para mi, no es perfecto porque no quiero a un títere o a un príncipe, pero es a mi medida, es lo que necesito, es a quien quiero. 
Él es quien me recuerda como vivir y me acompaña aún sin estar presente. 



Entradas más populares de este blog

--malaci

Malaci es un acrónimo, que proviene de los nombres de tres hombres que - en su tiempo - fueron importantes para mi: Mauricio, Alan y Aciel. Ellos tres me aportaron vivencias significativas, experiencias imborrables y conocimiento irreemplazable, es por eso mismo que he decidido dedicarles mi manía de expresarme mediante palabras escritas y adopté este seudónimo, que es también un álterego.

http://unabuenaputajamasseminimiza.tumblr.com

Quien dijo adiós....

Alguien me dijo que cuando las cosas son para ti solas llegan, que dejara de buscar el momento y a la persona...  Entonces me di cuenta que somos de quien nos encuentra en pedazos y nos arma hasta dejarnos completos.  De quien no nos cambia, pero nos mejora.
Y así me doy cuenta que, si soy tuya me auto proclamo tuya, empezaste desde cero con paciencia, me aguantaste cuando yo no podía, me pegaste cada pieza y las faltantes las hiciste tu con cada palabra me diste de nuevo la confianza para volar, no me ataste, me liberaste cuando sabías que ya podía hacerlo sola.
Esperarte, mil años hasta que sea nuestro momento ¿porque? Porque quiero, porque puedo por que yo no tengo nada que perder pero si mucho que ganar 
Contigo se que es la ilusión que es el soñar que es el sonreír a media plática con alguien por que se que a ti te parecería una pendejada lo que dice y tendrías el valor de mandarlo a la chingada, porque un estando lejos supe conocerte quererte, adorarte.
Tal vez busque el pretexto más …