jueves, 2 de abril de 2015

Quiero regresar, quiero que regreses

De pronto es demasiado tarde para asomarte por la ventana hasta tocar el suelo desde un quinto piso mientras lo miras a los ojos borracha y prometes que lo vas a amar para siempre. 

Así sin avisar ya no es de noche y las estrellas ya no están. 
Así como si nada ya no puedes volar, ya no puedes gritar… y ni tienes ganas. 
Todo el tiempo pasado fue mejor y tú ni lo sabías. 

Así como si todo fuera en vano las sonrisas son recuerdos, las manos están gastadas, las ganas agotadas y los ojos secos. 

Así, sin más, ya no hay nada. 

Quiero caminar por un túnel de regreso a los días en los que no sabía todo lo que el sol valía, quiero regresar a los pasos que llevaban a la nada, a la lluvia en mi pelo, a todas las mañanas que no terminaban y a los errores que acababan en alguna cama. 

Quiero regresar a la llamarada de conflictos que te hacen reir mientras te arrancas la cara en llanto. 

Detenerme en medio del torbellino y saber que estoy ahí y sentir todo lo que nunca más he de volver a vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quiero hacer nada contigo...

Me he cuestionado tanto tiempo, que significa no hacer nada, al punto de llenar una agenda con cosas por hacer, anotando lugares a donde me...