lunes, 29 de agosto de 2016

Lo que un día soñé

El cielo se cae, son casi las 3:00am y la costumbre me hace esperar la llegada de ella, la estoy esperando desde hace meses, para ser exacta desde hace 2 meses, pero creo que su despedida fue cierta, la ingrata no planea regresar, la hecho de menos, siempre llegaba gritando el nombre de alguien, ya nadie le llora ya nadie lo reclama... 

Es extraño, no extrañar...

Mi café tiene un sabor diferente, un tanto más dulce de lo normal, sabe hoy más que nunca a hogar, a alegría, sabe a vida, suena extraño, lo sé, yo lo estoy diciendo... 

Tal vez es amor tal vez es una nueva ilusión.

Se claramente cuando empezó porque comenzó sin miedos, con toda la verdad por enfrente, él tiene tanta vida, tanto valor, él que es todo lo que un día desee llego de la nada con más de lo que una noche como hoy soñé, llego sin lagrimas y sin fantasmas del pasado, llego tan libre gritándome a mi y al mundo entero que no se irá, que su intención es quedarse para el resto de mi vida 

Son casi las 3:00am y mi café me recuerda lo dulce de aquel primer beso, el cual no esperaba nada de mí más que sentirme, lo cálido de el primer abrazo tan dulce tan protector, hoy en esta madrugada donde el cielo de envidia llora lo feliz que soy, me recuerda como el primer día sin ser nada más que dos extraños conociéndose, él me protegió de la lluvia...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario