Ir al contenido principal

TRISTE REMEDIO

Si no te tuviese aqui no sabría que eres pérdida total. 

Que sin más me quedo hoy esperando esa curiosa resucitación de mí. Esa esencia tuya de apoderarte de mi mente y de todo aquello que solía hacer, eso, me tiene atada. 

Y ahora que estás aquí sin estar en mí, me doy cuenta de lo estúpida que fui... dejando el tiempo formar parte de aquella pérdida total. Era putrefacción.

Parte de mí a veces solloza por las noches, pero siempre existe ese lado opuesto que me mantiene firme. 
Firme y segura frente a tú vulnerabilidad.

Tú mi destructor, mis más amado asesino, mi más fiel enemigo, mi devastación, mi fin. 
Siempre estuviste en mí y siempre lo estarás, de eso estoy segura. 
Siempre dejándome vencer por esa imagen tuya. 
Hoy no puedo sacarla, no puedo desvanecerla. 

Pero sé bien que se puede acostumbrar el alma a utilizar otros vasos sanguíneos para remediar el dolor causado.
Así tomo hoy como remedio ésta anatomía rojiza que ha llegado desde lejos para quitar la infeliz agonía de vivir atada a un imposible azul, que marchita mi ente por completo. 

Triste remedio, infalible solución. 

Que no falla, no falla... no pierde el control. 

Soy flamable a tu corazón.

Entradas más populares de este blog

--malaci

Malaci es un acrónimo, que proviene de los nombres de tres hombres que - en su tiempo - fueron importantes para mi: Mauricio, Alan y Aciel. Ellos tres me aportaron vivencias significativas, experiencias imborrables y conocimiento irreemplazable, es por eso mismo que he decidido dedicarles mi manía de expresarme mediante palabras escritas y adopté este seudónimo, que es también un álterego.

http://unabuenaputajamasseminimiza.tumblr.com

Quien dijo adiós....

Alguien me dijo que cuando las cosas son para ti solas llegan, que dejara de buscar el momento y a la persona...  Entonces me di cuenta que somos de quien nos encuentra en pedazos y nos arma hasta dejarnos completos.  De quien no nos cambia, pero nos mejora.
Y así me doy cuenta que, si soy tuya me auto proclamo tuya, empezaste desde cero con paciencia, me aguantaste cuando yo no podía, me pegaste cada pieza y las faltantes las hiciste tu con cada palabra me diste de nuevo la confianza para volar, no me ataste, me liberaste cuando sabías que ya podía hacerlo sola.
Esperarte, mil años hasta que sea nuestro momento ¿porque? Porque quiero, porque puedo por que yo no tengo nada que perder pero si mucho que ganar 
Contigo se que es la ilusión que es el soñar que es el sonreír a media plática con alguien por que se que a ti te parecería una pendejada lo que dice y tendrías el valor de mandarlo a la chingada, porque un estando lejos supe conocerte quererte, adorarte.
Tal vez busque el pretexto más …