sábado, 18 de febrero de 2012

A veces lluevo.

A veces lluevo, me vuelvo trueno y destruyo todo a mi alrededor.

A veces, como hoy, me rompo en mil cachitos y me siento libre en mi autodestrucción...

Algunas veces muero sólo para sentirme viva, me ahogo en mi propio llanto, respiro en este vacío que me aprisiona entre contradicciones, en mis malas decisiones, en mis miedos, en mí.

Muero y bailo con la nostalgia de lo que pude haber vivido, me refugio en una nueva huida, y vuelvo hacia la nada volando sin alas, sin aire, y sin ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario