martes, 3 de julio de 2012

Quiero luchar por ti.

Como cuando el miedo te cala hasta los huesos....

Tan rápido y ya estás aquí… ¿Quién te llamo?... Te dije que ya no quería saber más de ti. Te dije que no me gustan las sorpresas. Sabías perfectamente que sola estaba mejor.

¿Porqué él? Es tan tierno, tan bueno, tan cálido… Tan diferente a esas cosas que me acostumbre a probar…
No vengas a decirme que es destino, porque si así fuera no lo tendría tan lejos de mi. Porque si así fuera no nos la pondrías tan difícil.

¿Cuál es tu propósito? Yo sé que merezco tal tortura pero ¿Él?  Él solo merece lo mejor, de todo, todos.
Yo no te voy a dejar lastimarlo, a él no le vas a hacer daño… Y no me lo vas a quitar…
Es promesa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario