sábado, 10 de mayo de 2014

Cada despertar

No, no quiero saber nada de ti. 
No quiero aprender tus gustos ni tus manías, ni tampoco tus antojos o ideales. 
No quiero formar parte de tu vida. 
No quiero conocerte ni que me preguntes que tal me ha ido el día.
No quiero que me abraces y me digas que estas feliz por tenerme en tu vida
No quiero sorpresas 
No quiero miradas
No quiero que le grites al mundo que somos algo que sólo tu imaginas.
Te quiero en mi cama cada mañana, quiero un amor egoísta. Quiero que nos encontremos por casualidad y no sepas si me gusta la playa o si soy más de montaña. 
No quiero conocerte. 

Te quiero en mi cama a cada despertar.

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...