domingo, 22 de abril de 2012

Carta sin respuesta.

Para ti, sin que lo sepas:

Hola, ¿cómo estás? Espero que completo. No sé que más escribir, contigo me pasa a menudo que se esconden las palabras porque tienen miedo de salir y no ser las adecuadas. Hola, ¿cómo estás? Yo un tanto cansada, para ser honesta. Harta de ti, de mí, y sobre todo de nosotros. Rendida ante mis propias fallas terminé por no aceptar las tuyas; impotente ante mis decisiones, decidiste que era mejor partir. Y no puedo más que desear que te vaya bien. Y no quiero más que fingir que no me rompe tu partida, que no me afectan tus palabras, que no me cortan tus pasos mientras te alejas de mí. Hola, ¿cómo estás? Yo aquí aprendiendo a vivir sin sentir.

Atte.: Nadie.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...