miércoles, 16 de julio de 2014

Malaci (Cafeína para dos)

CAPÍTULO X: MAGICIS AMORIS.-
Me he perdido - con gozo - en la cafeína de tus ojos, en la luz de tu sonrisa y en la estabilidad de tus abrazos.
He olvidado - maravillosamente - el miedo a la vida, a la alegría y al amor.
Vivo y disfruto - sin prisas, amor mío - lo cálido de las mañanas a tu lado, el cansancio que me dejan las pequeñas muertes que nos damos, las risas insomnes que nos regalamos y el millón de mensajes que nos decimos cuando nos miramos.
Me he enamorado - totalmente - de la libertad con la que vives, de lo responsable de tus actos, lo atractivo de tu cuerpo y la sensualidad con la que te mueves; me he enamorado del amor y la pasión con que existes y eres. Bien dicha sea la luz que emanas, bien dicho sea el libido que compartimos y bien dicha sea la hora y el lugar donde por primera vez coincidimos y nos besamos hasta que los labios nos ardieron y nuestras almas se enlazaron.
Como si fuera magia, se acomodan las expresiones y las palabras cobran más y más sentido: Siendo dos, somos uno, pero no dejamos de ser dos.
Maravillosa sea la cafeína, el amor, el mar y la vida para dos.






http://unabuenaputajamasseminimiza.tumblr.com/tagged/cafeina-para-dos

Lo que un día vi

Hace mucho me di cuenta que las cosas pasan cuando tienen que pasar, no antes no después.  Que dar todo de ti, no significa que te darán ...